• ene : 16 : 2018 - Posventa y mantenimiento automotriz; negocios clave ante la incertidumbre económica de 2018
  • ene : 16 : 2018 - Axalta revela StarLite, color moderno con tecnología inteligente, como su color automotriz del Año 2018
  • ene : 16 : 2018 - Visión de un mundo con cero colisiones
  • ene : 16 : 2018 - Avance internacional: MAN Latin América aumenta sus exportaciones en un 31%
  • ene : 10 : 2018 - Crece 28.4 por ciento anual robo de vehículos

 

Los motores de combustión interna requieren de presión en cada uno de sus cilindros para funcionar adecuadamente, pues dependen de la compresión de la mezcla de aire y combustible para maximizar la energía que producen.

El movimiento ascendente del pistón en la carrera de compresión aplasta la mezcla de aire y combustible en la cámara de combustión. Si hay fugas en esta, parte de la mezcla aire/combustible se escapa cuando se comprime, lo que resulta en una pérdida de potencia y gasto excesivo de combustible.

Para identificar tales escenarios, en el presente artículo se describirá el proceso para la verificación de la presión de compresión de cada uno de los cilindros del motor de cualquier tipo de vehículo, que puede emplearse en agencias, talleres de reparación y para servicio particular, ya que permite medir, rápida y eficientemente, mediante los sencillos pasos que a continuación se apuntan.

DESCRIPCIÓN DEL EQUIPO

Se debe contar con un manómetro especializado en prueba de compresión, el manómetro de presión emplea dos escalas para medición en psi (libras por pulgada) y kPa (kilo-pascales) y su rango de funcionamiento puede ir de:

  • Medidor de presión PSI: 0-300
  • Medidor de presión kPa: 0-2100

Proceso de medición de compresión

  • Caliente el motor (no es necesario si el motor no arranca).
  • Gire el interruptor de encendido a la posición “OFF”.
  • De pre fenecía deshabilite  el conector  de la bobina (s) y de combustible (retire fusibles o desconecte la bomba).
  • Retire todas las bujías (procure marcar los cables para no perder el orden).
  • Fije el manómetro de compresión, comenzando en el cilindro no. 1. (Generalmente el cilindro No. 1 se encuentra  en primer plano de izquierda a derecha  viendo de frente al motor).

Nota: existen diversos conectores de manómetros  especializados y adecuados al tipo de vehículo (tipo de roscas, cortos o largos).

  • Oprima completamente el pedal del acelerador para mantener la mariposa de aceleración totalmente abierta.
  • Dé marcha al motor y tome la lectura más alta del indicador; anótela.
  • Retire el manómetro e insértelo en otro cilindro.
  • Repita las operaciones  con cada uno de los cilindros.
  • Para que una lectura sea considerada dentro de parámetros, no debe existir variación por encima del 10 % de tolerancia entre la lectura de un pistón y otro. Por ejemplo, si un cilindro arroja una lectura 160 PSI (Libras por Pulgada); el 10 % de 160 será 16, por lo que la variación máxima de lectura entre uno y otro implicaría 16 PSI (entre 160 y 144). Aquí cabe apuntar que una mala compresión ocurre cuando la cámara no tiene el sellado necesario y se presentan fugas en alguno de sus elementos; como ejemplo:
  • Válvulas: una válvula dañada no permite un buen asentamiento en el orificio de la cabeza del motor. Las válvulas quemadas (flameadas), desgastadas, con desgaste y/o dobladas pueden ser la causa, al igual que resortes vencidos o dañados.
  • Anillos del pistón: si se encuentran desgastados (en el pistón o en la camisa).
  • Junta de cabeza: cuando presenta daños por sobrecalentamiento, mal apriete (torque) o mal asentadas durante un proceso de reacondicionamiento.
  • Cabeza dañada: (una cabeza de motor con grieta).
  • Bloque del motor: si presenta cuarteaduras en alguno de los cilindros.
  • Mala sincronización: si la sincronización del motor no es la adecuada, las válvulas pueden no asentarse correctamente o no hacerlo a tiempo, debido a una banda de sincronización gastada o algún problema en este subsistema.

Para poder tener una referencia del componente dañado en el vehículo podemos realizar las siguientes operaciones:

  • Una vez tomada la primera lectura con el manómetro  proceda a realizar una  segunda pero a hora con un poco de aceite dentro del cilindro (una tapita del mismo envase del aceite), esto se realiza cilindro por cilindro.
  • Compare la primera lectura con la segunda del motor y anótela.
  • Monte todas las bujías y coloque en su posición original tolos los componentes manipulados y desconectados.

 

Algunos daños que podemos detectar con estas últimas pruebas se pueden observar de la siguiente manera:

 

Es importante emplear  lentes y guantes de protección, si  se trabaja trabajan con elementos calientes, como lo es el motor.

 

 

Categorías: Mecánica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

EXPO CESVI 2018




Banner PPG




Banner 3


Banner 3



Banner 3



Videos Relacionados