• nov : 21 : 2017 - Cruz Roja Mexicana, Fundación AXA, Reacciona por la Vida y CESVI promueven la prevención de percances viales
  • nov : 21 : 2017 - Axalta presentó en Expo Transporte su línea de recubrimientos de alto rendimiento
  • nov : 21 : 2017 - La relación con el mundo digital le da forma a las predicciones de las Tendencias de Color Automotriz 2017/2018 de BASF
  • nov : 21 : 2017 - Nissan anuncia el fin de la producción de Tiida en México
  • nov : 21 : 2017 - ¡Llegó el KIA Soul más esperado!

 

Por: Moises Cruz Bedolla

El aire comprimido es una forma de almacenar energía mecánica, que puede ser utilizada posteriormente para producir trabajo.

El aire, aunque se encuentra en el medio ambiente y no supone algún costo, en el momento de convertirlo en energía (aire comprimido)  ya está generando un gasto y más cuando el aire que se comprime no se aprovecha como debe de ser.

La energía  neumática ofrece importantes ventajas frente otros tipos de tecnologías, como son:

  • Es capaz de desarrollar grandes fuerzas, imposibles para la tecnología eléctrica.
  • Utiliza una fuente de energía inagotable: el aire.
  • Es muy segura: no genera chispas, incendios, riesgos eléctricos, etc.
  • Es limpia
  • Es una tecnología muy sencilla, que permite diseñar sistemas neumáticos con gran facilidad.

Para que nuestro sistema neumático pueda generar las ventajas antes descritas y sea rentable con relación a otros tipos de energía, es importante eliminar algunos vicios que se presentan normalmente en instalaciones neumáticas y que nos generan pérdidas económicas  considerables.

Las causas por las cuales podemos tener pérdida de energía neumática y por ende pérdidas económicas son las siguientes:

  • Sobre presión
  • Mal uso
  • Fugas
  • Caída de presión

SOBREPRESION. Un ahorro considerable tanto de energía como en la vida de los equipos puede alcanzarse utilizando la presión adecuada a la que fueron fabricados, en lugar de utilizar toda la presión que genera el compresor. El simple uso de un regulador de presión ofrece una rápida recompensa.

Fugas. Las fugas pueden ser una fuente significativa de energía mal gastada en un sistema de aire comprimido, están pueden ser desde 1mm de diámetro.  Si el aire comprimido fuera un fluido hidráulico, las fugas serían tan visibles que las detectaríamos con gran facilidad asegurándonos de eliminarlas. Al no ser así los silbidos ocasionados por las fugas de aire las adoptamos como parte de nuestro ambiente de trabajo, restándole la importancia que la requiere.

MAL USO. Otra  causa del desperdicio de aire comprimido es utilizarlo como fuente de energía solo porque se encuentra disponible. El generar vacío en la extracción de productos, eliminar polvo, suciedad (sopletear) etc. Este tipo de actividades es muy común y no se  tiene un control de presión ni de caudal, generando un desperdicio innecesario de aire comprimido.

 

CAIDA DE PRESION. Una presión de aire demasiado baja reduce notablemente el rendimiento de la mayoría de las herramientas neumáticas. Estas herramientas están diseñadas para trabajar a cierta presión, si la presión es baja, la eficiencia  disminuye significativamente y se reduce la productividad. Una de las causas más comunes es la contaminación en el  sistema debido a la falta de mantenimiento, es importante verificar mangueras , reguladores, separadores de aceite, secadores e incluso el mismo compresor.

 

ERRORES QUE SE COMENTEN PARA COMPENSAR  LA INESTABILIDAD DE UN SISTEMA NEUMÁTICO

  • Creer que se puede compensar la insuficiencia de caudal o presión de aire de un compresor aumentando la capacidad de reserva de aire por medio de tanque alternativo. Estos tienen como función regular el caudal y evitar cambios bruscos en la presión. El uso de tanques solo es justificable cuando se necesita gran volumen de aire en un periodo de tiempo muy corto.
  • El elevar la presión de trabajo para suplir la falta de aire de suministro ,aumenta  la reserva de aire pero a la vez aumenta el costo en Kwh ( >presión >consumo de energía)
  • Disminuir el diámetro de la tubería para aumentar la presión de salida, ocasiona una disminución del caudal.
  • No colocar manómetros en la salida de cada toma de aire trae como consecuencia un gasto de la generación de aire, desgaste de herramienta neumática, caída de presión en el sistema.
  • Instalación de otro compresor alterno, para compensar la falta de presión y caudal de nuestro sistema, no garantiza buenos resultados si no tomamos en cuenta el caudal que se necesita, la capacidad del compresor y el diámetro de la tubería principal.
  • No tener la línea primaria en anillo o en “O” nos genera caídas de presión y variaciones considerable.
  • La colocación de compresores en lugares sin ventilación generan aumento de temperatura en el medio ambiente , a mayor temperatura en el aire a comprimir mayor trabajo requerido para la compresion , una aire caliente ocupa mas espacio y a la vez ofrece mayor resistencia a ser comprimido.

Es importante identificar los vicios que se tienen en nuestro sistema de aire comprimido y atacarlos lo más rápido posible ya que cada día que pasa presentamos una pérdida económica considerable.

Categorías: Administración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

IBIS




Banner PPG




Banner 3


Banner 3



Banner 3



Videos Relacionados