• nov : 21 : 2017 - Cruz Roja Mexicana, Fundación AXA, Reacciona por la Vida y CESVI promueven la prevención de percances viales
  • nov : 21 : 2017 - Axalta presentó en Expo Transporte su línea de recubrimientos de alto rendimiento
  • nov : 21 : 2017 - La relación con el mundo digital le da forma a las predicciones de las Tendencias de Color Automotriz 2017/2018 de BASF
  • nov : 21 : 2017 - Nissan anuncia el fin de la producción de Tiida en México
  • nov : 21 : 2017 - ¡Llegó el KIA Soul más esperado!

El mantenimiento preventivo y correctivo, son una práctica periódica que debe de asumirse al conducir un vehículo. El vehículo se conforma por un conjunto de sistemas y componentes que tienden a desgastarse por el uso, por tal razón es importante que el conductor monitoree el estado y funcionamiento de dichos componentes que tienden a desgastarse.

El conducir un vehículo  en buenas condiciones no sólo puede evitar una descompostura en plena calle, sino un accidente de tránsito que involucre fallas mecánicas y daños prematuros de los diferentes sistemas del mismo.

Con base en estudios realizados en Cesvi México, se establece que el 7 por ciento de los accidentes se genera por el factor vehículo (falla mecánica), debido a una falta de mantenimiento o una mala reparación. El factor vehículo es parte de dos componentes: conductor y estado físico del vehículo, de tal forma que un error de una de las dos partes afecta de modo determinante a la otra.

Dentro de los daños más comunes que se generan en un vehículo encontramos los daños en: el sistema motor, sistema de enfriamiento, sistema de frenos y sistema de suspensión.

Sistema motor

La lubricación forma parte fundamental de las operaciones del mantenimiento preventivo que se debe realizar al vehículo para evitar que el motor sufra desgaste prematuro o daños por utilizar aceite contaminado o que ha perdido sus propiedades.

Un lubricante automotriz que no cumple con las recomendaciones del fabricante o que ya está degradado genera:

• Desgaste prematuro de partes internas del motor: cigüeñal, pistones, metales, árbol de levas, etc.

El sistema de lubricación asegura que cada pieza móvil en la máquina obtenga el aceite necesario para que se pueda desplazar con facilidad ya que el sistema reduce la fricción entre las partes giratorias y deslizantes del motor, a la vez que ayuda a enfriar y limpiar dichas partes debido a la circulación de aceite.

Acciones que dañan al motor por el sistema de lubricación:

  • No revisar el nivel de aceite (alto o bajo nivel de aceite)
  • Sobre revolucionar el vehículo (en frío)

La mejor manera de calentar el vehículo es manejándolo. Sólo se necesita permitir que el vehículo esté encendido durante 30 segundos antes de empezar el recorrido. Hacerlo por más tiempo simplemente desperdicia combustible e incrementa las emisiones contaminantes.

  •  No cambiar o emplear lubricante de baja calidad.
  • Tener fugas de aceite (retenes en mal estado, cárter perforado y juntas con daños).
  • Uso excesivo de aditivos

En general el sistema de lubricación cumple un papel fundamental en el vehículo, ya que de él depende del funcionamiento de los componentes internos móviles del motor, es importante mencionar que la mayor parte de daños que se llegan a encontrar en un motor son generados por un mal mantenimiento en dicho sistema.

El sistema de enfriamiento

El sistema de enfriamiento desempeña un papel muy importante en el buen funcionamiento del motor del automóvil, ya que permite extraer del motor la parte de calor generado que no puede disiparse por sí misma.

Si el vehículo pierde constantemente líquido refrigerante es indicativo de un daño en algún componente del sistema, es indispensable localizar la causa por la cual se pierde el refrigerante, con el fin de evitar recalentamientos en el sistema. El nivel del líquido refrigerante siempre debe estar entre las marcas establecidas por el fabricante teniendo siempre emplear  el líquido recomendado en el manual del propietario del vehículo.

Los daños más comunes en el sistema de enfriamiento del motor son producidos por emplear agua en lugar de líquido refrigerante, lo que la genera oxidación de los componentes internos (bomba y termostato), lo que genera un mal funcionamiento del sistema. Por otra parte existen componentes como lo son: la bomba de agua, mangueras y termostato, los cuales tienen a dañarse por uso y deterioro de los componentes por lo cual habrá que poner atención de dichos componentes para evitar daños en el sistema.

Sistema de frenos

Se trata del mecanismo que permite detener a voluntad el vehículo y es, por lo tanto, uno de los elementos más importantes que utiliza el conductor. Existen diferentes tipos de sistemas de freno, como los de tambor y de disco. Los frenos deben revisarse periódicamente y, con base en lo establecido por el fabricante, debe realizarse el remplazo de componentes desgastados teniendo en cuenta elementos como:

Líquido de frenos. Tiene que encontrarse entre los niveles máximo y mínimo del depósito. Se recomienda cambiarlo cada dos años o 50,000 kilómetros, teniendo en cuenta lo establecido en el manual del fabricante del vehículo.

Pastillas de frenado. En la actualidad, los vehículos incorporan sensores que detectan el desgaste y nos avisan de ello por medio de una luz piloto en el cuadro de mandos; al igual que en el caso de los neumáticos, cuando pierden presión; no obstante, es indispensable su revisión física, ya sea que se cuente con sensores o no: la vida útil de las pastillas depende del tipo de conducción a la que se someta el vehículo.

Discos o rotores. El desgaste de los discos o rotores se encuentra ligado al de las pastillas. Teóricamente, su vida se estima en los 15,000 kilómetros. Cabe destacar que esto también queda en función del uso y los hábitos de manejo. Los discos pueden sufrir diferentes daños: alabeado, rotura, surcos y cristalización, si no se genera en tiempo y forma una correcta revisión y mantenimiento.

Sistema de suspensión

Tiene como función primordial  el soportar a la carrocería, así mismo dicho sistema  se componen de elementos que sufren de un desgaste conforme al uso, siendo los componentes más comunes los amortiguadores, bases,  rótulas, bieletas y bujes. Es de suma importancia el revisar los elementos de suspensión en cada mantenimiento que se realice al vehículo (cada 10, 000.00 km en promedio), ya que se puede repercutir en desgastes en elementos que van de la mano en el vehículo, como es el caso de los neumáticos (pérdida de águalos de alineación por desgaste de componentes).

Por ejemplo unos amortiguadores en mal estado alargan la frenada, no nos ofrecen la estabilidad adecuada en la conducción y reducen el confort del vehículo.

Mantenimiento oportuno, la mejor inversión

Con un correcto mantenimiento se consigue menor consumo de combustible, mayor seguridad y movilidad, ya que se evitan las averías fortuitas y se minimizan los riesgos de sufrir una avería grave. Hay que recordar que, ante una situación de peligro inesperado, el adecuado funcionamiento de los diferentes componentes del vehículo contribuye a evitar una fatalidad. La importancia de mantener el vehículo en buen estado queda reflejada en los estudios que relacionan la cantidad de accidentes con las inspecciones periódicas establecidas por los fabricantes de automóviles, las cuales en ocasiones no se llevan a cabo.

La costumbre de revisar los niveles de nuestro vehículo nos puede ayudar a prevenir fallas. Esta operación es rápida y fácil de realizar, y nos proporciona garantías en los desplazamientos, tanto cortos como largos; generalmente se revisan los niveles de aceite del motor, aceite de la trasmisión (de ser automática), líquido de refrigerante, líquido de frenos, líquido limpiaparabrisas y, dependiendo del vehículo, el líquido de la dirección hidráulica.

Categorías: Mecánica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

IBIS




Banner PPG




Banner 3


Banner 3



Banner 3



Videos Relacionados